Buscar
  • Eufra Castañ

LA TRINIDAD CÓSMICA

El fin de este artículo es transmitiros el concepto de Trinidad Cósmica y cómo estas energías guían la vida de una persona.

No obstante, me permito hacer un inciso para explicar también qué es el Qi o energía ya que es fundamental que esto se entienda para poder comprender el resto.


Qi o Energía

El Qi o energía es una fuerza poderosa que interactúa e influye tanto en los fenómenos naturales como en las vidas de las personas. A mí me gusta imaginarlo como algo sutil, flexible y móvil que circula por todas las cosas dándole vida y actividad. No se puede ver ni escuchar, pero si sentir y es algo imprescindible para la vida humana y no humana. Todo lo que nos rodea son manifestaciones de esta energía; las plantas, las personas, las emociones y sentimientos. A esta conclusión, llegaron los antiguos habitantes del pueblo chino hace miles de años a través de la observación del universo en relación con el ser humano. Este Qi, por tanto, esta generado por el movimiento de nuestro planeta alrededor del Sol, así como del movimiento de los demás cuerpos celestes o astros que hay presentes en el Sistema Solar. La Trinidad Cósmica Ahora sí, teniendo claro el significado de Qi o energía ya podemos adentrarnos en comprender esta trilogía que compone una de las bases de las teorías metafísicas y que se divide en 3 tipos de Qi que actúan de manera ecuánime para canalizar la vida de una persona y que son los siguientes:

  • Qi Celestial o Energía del Cielo (“Tian Cai”). Este Qi o energía implica el factor Tiempo y es lo que comúnmente se define como destino personal. Viene dada por el momento exacto de nuestro nacimiento, es decir, Año/Mes/Día/Hora y es objeto de principal del estudio del Bazi o Carta Natal. 

    Representa un 33% de la energía que incide sobre nuestras vidas y determina aptitudes, cualidades, fortalezas, debilidades y otras cosas     como quienes son nuestros padres, antepasados, etc.

  •  Qi de la Tierra o Energía de la Tierra (“Ti Cai”). Este tipo de Qi implica el factor Espacio y es la influencia en nosotros del entorno en el que habitamos, de cómo los ríos, lagos, montañas, parques, carreteras, edificios, etc nos afectan en el espacio físico donde vivimos y que es controlable a través del Feng Shui.

        Al igual que en el caso anterior, también representa un 33% de la energía global que incide sobre nuestra persona.

  •  Qi Vital o Energía del Hombre (“Ren Cai”). Este Qi o energía también es muy importante ya que implica nuestras acciones frente a las situaciones que se nos van presentando a lo largo de nuestra vida.

    Son las pasiones, virtudes, creencias, actitudes y decisiones que tomamos y que pueden mejorar una Carta Natal o Bazi desequilibrado o         desafortunado.     Viene representado también por el 33% y marca la diferencia entre dos personas que hayan nacido en el mismo momento, puesto que,     cada persona tiene formas distintas de tomarse la vida ante situaciones similares. Llegados a este punto, podemos concluir que, cuando las 3 Energías tienen calidad, la persona tiene potencial para alcanzar una vida exitosa y destacada. Del mismo modo, tendrían que estas las 3 Energías actuando de manera negativa para que la vida de una persona este expuesta a continuas complicaciones y eventos desafortunados. Tengo que hacer hincapié en un hecho y es que, ante un Bazi desequilibrado, si se trabaja la Energía de la Tierra o de la Propiedad donde vivimos a través del Feng Shui y, además, lo hacemos con Fé y creyendo en lo que hacemos sumando acciones o decisiones con actitud positiva tendremos asegurado un 66% del éxito de esta Trilogía y de esta manera, el impacto de la Energía del Cielo ya no será tanto y podremos sortear mejor los contratiempos que se nos presenten.


20 vistas

©2020 por EC FENGSHUI.