top of page

FENG SHUI CLÁSICO vs FENG SHUI DE LA NUEVA ERA



Hay muy pocos que ya no hayan oído hablar sobre el Feng Shui en estos días y es algo que se ha llevado al dominio público, accesible a todos nosotros, teniendo en cuenta que, en la antiguedad, los maestros de esta práctica se guardaban celosamente sus secretos transmtiendo únicamente a sus discípulos más acérrimos este conocimiento.

Sin embargo, muchas veces se pierde lo lógico y lo racional con el fin de comercializarlo y asociarlo con objetos de la suerte, símbolos y supersticiones culturales.

Nada más lejos de la realidad.....


En estas líneas, quiero explicarte la diferencia entre los diferentes tipos de Feng Shui antes de que comiences a usarlo.




Feng Shui de la Nueva Era


O también llamado Feng Shui del Sombrero Negro, se utiliza para catalogar un tipo de práctica que utiliza sobre todo, objetos de la suerte, cristales, colores y decoración para armonizar un espacio o propiedad.

Aunque pueden tener cosas en común con el Feng Shui Clásico como puede ser el uso del ciclo de los elementos para aplicar "curas" o correcciones, la mayoria de sus principios está basados en conclusiones sin ningún tipo de base ni fundamento.


Sus puntos pilares son los siguientes:



El uso de productos chinos o de otro tipo que promueven que adoptes sus hábitos y costumbres y conviertas tu casa en una versión oriental.

Monedas, ranas de 3 patas, gallos con el pico abierto, budas, gatos chinos, etc., forman parte de ese grupo de adornos que tienen un significado simbólico que asocian con fuente de riqueza, salud y/o prosperidad.






La creencia o fe.

En este tipo de Feng Shui, la adoración o el culto a los objetos está presente. Se ha llevado a la percepción de que esta práctica está ligada a lo oculto, a rituales y oraciones y a creer y tener fe para que funcione.






El uso de un Mapa Bagua o las Ocho Aspiraciones de la Vida en forma de octogono que identifica 8 áreas (riqueza, familia, salud creatividad, amor, fama..) y un centro dentro del plano de una propiedad y cómo son influenciadas por el flujo de energía que implica el uso de los objetos comentados anteriormente para reforzar cada aspiración.






La decoración, el tipo de muebles y el uso de colores para reforzar el buen qi. Nada de esto debe condicionarte y debes dejar que tu preferencia sea finalmente la que determine qué quieres tener en tu casa, no el Feng Shui.






El uso del Feng Shui no implica temer o venerar un objeto. Trata con las energías naturales del entorno, así de simple.



Feng Shui Clásico

Este es el Feng Shui que analiza las formas del entorno, que aprovecha la energía que de ahí emana y, mediante fórmulas específicas determina el mapa de qi de una propiedad para aprovecharlo y mejorar la vida de los habitantes y conseguir ayudarles a conseguir sus metas.


Sus puntos pilares son los siguientes:




La determinación de una meta u objetivo. Sin él no se puede aplicar puesto que se necesita saber antes qué quiere uno conseguir en relación a Salud, Riqueza, Relaciones o Carrera.









La observación del Luan Tou o las formas del entorno (montañas, flujo y dirección del agua..) y el análisis de su influencia en la propiedad y los habitantes.







El uso de un Luo Pan o brújula para calcular las direcciones cardinales el análisis de la ubicación y dirección de las mismas en el plano de una propiedad, así como toma en cuenta un aspecto fundamental que es el tiempo. Este es un sistema dinámico ya que las energías van fluctuando a través del tiempo.



Lo importante en este punto, sabiendo esta distinción, es que sepas cuál es el tipo de Feng Shui que tu quieres utilizar.


Todo está bien, pero tienes que ser consciente de que el que uses es el que es.


Si necesitas los aspectos psicológicos del Feng Shui de la Nueva Era porque te eleva el ánimo y te motiva, está bien. Pero como te dije, eso es lo que es.


Con tal de que sepas la diferencia, lo que quieres y lo que deseas conseguir, es lo que realmente importa.



142 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page